PAR Zaragoza lamenta que DGA y Ayuntamiento renuncien a Distrito Erasmus en el Casco Histórico

PAR Zaragoza lamenta que DGA y Ayuntamiento renuncien a Distrito Erasmus en el Casco Histórico

El PAR-Zaragoza lamenta la falta de miras de  DGA y el Ayuntamiento de Zaragoza, al desechar la posibilidad de aprovechar el edificio de los antiguos Juzgados de Zaragoza sitos en Plaza del Pilar y otros inmuebles del Distrito para convertir al barrio en un gran Distrito Erasmus que sirviera para revitalizar el conjunto de la zona. Además de todo ello, la indefinición por parte del Ayuntamiento de Zaragoza sobre los posibles usos para este inmueble, así como la ausencia reconocida de diálogo entre ambas instituciones, hacen pensar que nos vamos a encontrar ante otra oportunidad perdida para la ciudad de Zaragoza, y para el Casco Histórico en particular.

Hace algunos meses, DGA anunció que quería destinar el inmueble a sus servicios administrativos. En aquel momento, el Ayuntamiento de Zaragoza ya estaba perdido en la indefinición. Desde PAR Zaragoza entendemos que la ciudad pierde la oportunidad de hacer confluir en el Casco Histórico, a través de un Distrito Erasmus, una buena parte de los pilares clave de futuro de Zaragoza, “el sector joven, la Universidad, la proyección de la ciudad a nivel europeo en los ámbitos sociales y culturales ligados a la propia Universidad, así como el fomento del autoempleo y el desarrollo de iniciativas creadoras de empleo que podrían surgir como consecuencia de esta proyección”.

El presidente del PAR-Zaragoza, Sergio Larraga, lamenta que DGA y el Ayuntamiento de  la ciudad no hayan tenido “con altas miras” para aprovechar el gran inmueble en el que se ubicaban los antiguos juzgados de la ciudad y poder utilizarlo para ubicar el corazón de todo un Distrito Erasmus en el Casco Histórico, que hubiera servido de revulsivo para toda esta zona de Zaragoza.

El PAR-Zaragoza recuerda que ya propuso en su día convertir al barrio de Casco Histórico en un gran Distrito Erasmus, aprovechando las infraestructuras e inmuebles existentes en dicha zona y que no disponían de usos. Todo ellos eran de titularidad autonómica o municipal. El PAR-Zaragoza proponía un acuerdo entre ambas instituciones para lograrlo, disponiendo de núcleo neurálgico de todo ello el gran inmueble de los antiguos juzgados de Zaragoza donde debidamente acondicionado podría haber servido no sólo como “edificio residencial universitario y espacio de estudio”, sino como “sede de vivero de empresas y desarrollo de iniciativas de nuestros jóvenes emprendedores” que quieren dar el salto del mundo universitario al mercado laboral y profesional”. Lamentablemente, el diálogo entre DGA y Ayuntamiento parece no existir, ni si quiera en un aspecto tan claro como éste, para perjuicio de la ciudad.

Larraga lamenta profundamente que Zaragoza pierda otra nueva oportunidad de revitalizar su Casco Histórico a través de un proyecto viable y puntero. Las consecuencias positivas para la ciudad, y más concretamente para el Casco Histórico, hubieran sido evidentes con el establecimiento de un Distrito Erasmus. Entre ellas la mejora de la conexión de esta zona con los diversos campus universitarios y el desarrollo de una red de actividades relacionadas con el sector universitario, rejuvenecimiento de infraestructuras en la zona, entre otras.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies